miércoles, junio 20, 2007

10 años desde la retroccesión

El próximo domingo 1 de Julio se cumplen 10 años desde la transferencia de soberanía de Hong Kong a la República Popular China.

Recuerdo que aquel año estaba yo en 1º de carrera. Los estudiantes de derecho, con los que compartiamos edificio, barajaban la posibilidad de irse a Hong Kong como viaje de ecuador. Me pareció increible la idea de poder viajar a Hong Kong, pero claro, debía de ser carísimo. Quien me iba a decir que acabaría viviendo allí un año de mi vida. Vueltas que da la vida...

Supongo que en los próximos días los medios españoles se harán eco de la noticia, y asistiremos a la publicación y emisión de suplementos y reportajes especiales. El South China Morning Post, el principal periódico de habla inglesa de la ex-colonia británica, ha venido cubriendo el evento a lo largo de todo este año. Algunos reportajes están accesibles a través de Internet.


La retrocesión de Hong Kong a China ha sido uno de los eventos históricos recientes con mayor cobertura mediática. No sólo televisión, prensa y radio, sino también Internet. Navegando por la red me encontré, hace tiempo ya, una serie de artículos escritos por Sánchez Dragó cubriendo la noticia para el periódico El Mundo. Una suerte, la verdad, poder reobservar estos hechos bajo la mirada subjetiva de un escritor, antes que cronista, como Dragó, conocedor de Oriente, y antetodo, viajero. Divertido, ácido, ingenioso y pedante a veces, como siempre. Son una serie de 5:


En YouTube también se pueden encontrar videos del paso de poderes, la arriada de la Union Jack, y el mítico momento en que Chris Patten, último gobernador brinático, deja caer una lágrima después de aguantar estoicamente.


Por último os recomiendo también la película The Chinese Box, protagonizada por Jeremy Irons y una entonces desconocida Li Gong. El film relata una historia de amor entre un periodista británico, expatriado en Hong Kong, y una joven china venida del continente. La película transcurre durante los agetreados días de la devolución. Reparto de lujo para una cinta que no pasa de aceptable. Lo mejor de todo es la capacidad del film para retratar el pulso de la ciudad, tal como es, fuera de la imagen ficticia del cine de acción HK y del a veces excesivo bucolismo de otros directores locales como Wong Kar Wai.

2 comentarios:

Juan dijo...

Diego,
la revista Time le dedicó el otro día un especial bastante interesante también:

http://www.time.com/time/specials/2007/article/0,28804,1630244_1630240,00.html

... y Chris Patten escribió hace poco una columna en el International Herald Tribune hablando del tema y, como siempre, olvidándose de sus pecadillos:

http://www.iht.com/bin/print.php?id=6254430

Un abrazo desde Tokio.

Eric, Hong Kong dijo...

Si-si-si, it's all those handover celebration thing going on here on TV, radio, newspaper, everywhere - i find it very annoying!