martes, mayo 19, 2009

Big In Japan

Probablemente los viejos gamers recordarán la sección Big in Japan de la revista Hobby Consolas, donde el redactor conocido como The Elf nos traía a lo largo de dos páginas las últimas novedades en el país del Sol Naciente.

Originalmente esta expresión se utilizaba de manera despectiva para designar a grupos de rock/pop de escasa popularidad en sus países de origen, pero de cierto éxito en Japón. La frase también se aplica a estrellas del cine o del deporte que se van a retirar a Japón, normalmente por una elevada suma de dinero. A medida que la cultura popular japonesa se ha ido extendiendo en Occidente, la frase ha perdido su connotación original negativa, y hoy día no está mal visto ser famoso en Japón, más bien, en España se asocia con éxito y prestigio, por lo extraño que aún resulta el país nipón.

El protagonista de Lost in Translation, la extinta estrella de cine Bob Harris (encarnado magistralmente por Bill Murray), ejemplifica perfectamente esta idea. Una vieja gloria, con carrera en serio declive, que ya no recibe llamadas en su contestador, firma un contrato publicitario millonario con una empresa de bebidas japonesa. Lo cierto es que no se trata de un caso ficticio. Sofia Coppola, la directora del film, se inspiró en su padre, Ford Coppola, quien también fue imagen publicitaria de Suntory (junto con Akira Kurosawa).

Suntory Whisky, "For a relaxing time, take a Suntory time"

Quizás este comportamiento tenga también que ver con la veneración de los japoneses hacia las personas adultas y de cierto status social o relevancia en su ámbito profesional, y también con la actitud japonesa de aproximarse hacia lo nuevo tratando de aprender de los mejores, de los más capacitados.

Sobre lo primero tenemos el caso de Julio Salinas, quizás no el mejor futbolista español de todos los tiempos, pero sí de dilata trayectoria profesional, que fue fichado por el Yokohama Marinos en 1997 por un buen pellizco, cuando en España ya prácticamente no contaba para su equipo.

Sobre lo segundo, existen también muchos casos, pero quizás uno que ejemplifica a la perfección esta actitud japonesa de "tomar lo mejor del mundo, y absorberlo" (y posteriormente transformarlo al estilo japonés), fue la humildad y voracidad a la vez, con que los japoneses se aproximaron a la medicina occidental, introducida a mediados del siglo XIX por el médico holandés Pompe van Meerdervoort, tras siglos de influencia de medicina china.

Por último, no podía finalizar este post sin una referencia a este conocido tema, Big In Japan, de la banda alemana Alphaville, publicado en el año 1984 en su álbum Forever Young. Yo en mi caso me conformo con que alguien me lea desde Japón. Me consta que sí ;-).

"Big in japan, be tight, big in japan where the eastern seas so blue
Big in japan, alright, pay, then Ill sleep by your side
Things are easy when you're big in japan, when your'e big in japan"



3 comentarios:

Banyuken.es dijo...

Y desde Panamá, y desde Panamá...

Diego Pino dijo...

Claro que sí :)

paulorf dijo...

que recuerdos, Hobby Consolas :-)